miércoles, 11 de marzo de 2009

Breve reseña del Colegio Victoria


La semilla de oro de donde brotó el Colegio Victoria, fue un Centro Educativo muy pequeño, en Álamos, Sonora, el cual fue clausurado en 1932 debido a la persecución religiosa.
El Colegio de Álamos pasó entonces a un pintoresco pueblito de Sinaloa llamado El Dorado y no pudiendo subsistir intentas establecerlo en los Mochis, Sin.
En 1934 el Colegio de los Mochis, Sinaloa, fue forzado a cerrar y las Hermanas viajaron confiadas en Dios a la Cd. De Guadalajara. Ahí se dedicaron a enseñar en privado, vivían en pobres casas alquiladas, de donde los dueños tres veces las desalojaron por temor a represalias del Gobierno, en una palabra vivían desterradas.
Pasó lo fuerte de la persecución y en 1941, las Religiosas son ya oficialmente aceptadas en Guadalajara por el Cardenal Sr. Garibi Rivera. En 1942, empiezan a ocupar su casa histórica, cerca del Templo Expiatorio y veinte años más tarde ocuparían el lugar donde actualmente se tiene el Colegio . Esa casa era muy austera y pobre y este Colegio está hecho con el trabajo y esfuerzo de muchas hermanas y Padres de Familia que han colaborado generosamente, por lo que necesitamos valorar lo que tenemos pues se ha hecho todo con mucho esfuerzo y sacrificio.
Es por eso, que debido a la victoria sobre las adversidades, lleva su nombre, este Colegio, por haber vencido las dificultades, contratiempos, limitaciones, sacrificios, la tenacidad y esfuerzos comunes las llevaron a la VICTORIA, para poder tener una Institución al servicio de los niños y jóvenes de la ciudad de Guadalajara, ese es el motivo del nombre de su Colegio.

Hna. Teresa de Jesús Macías Martínez.
Directora General.